Retrospectiva de Chagall en Milán

El arte es sobre todo un estado del alma. Marc Chagall

Después de ver la retrospectiva del artista ruso-bielorruso Marc Chagall en el Palazzo Reale de Milán con motivo a la Expo Mundial 2015, podría decir que conocí a través de su arte a un Chagall humano, soñador, romántico, y sensible.

Esta retrospectiva incluía cronológicamente mas de 200 pinturas y dibujos que relatan visualmente al artista, su evolución, su desarrollo pictórico, afinidades e inquietudes. Pero sobre todo me dejo atónita la facilidad con que obra tras obra Chagall se desnuda y nos transmite su identidad.

Chagall es un pintor que a la mayoría nos atrae y emociona. Chagall me queda claro es un especialista en la relación entre el color y la emoción pero la fuerza de sus obras la considero mucho más compleja.

Cada cuadro por medio de un balance entre el color y el concepto transmite con una transparencia armónica la vida del pintor, además de provocar que el espectador se conmueva e identifique. En algunos cuadros se deja ver un Chagall joven, ilusionado e incluso un lado tanto romántico como poético. Por otro lado, lo interesante de Chagall es que conforme pasan los años y al madurar su obra ese romanticismo se convierte en miedo y añoranza, características que Chagall desarrolla en una fuerte identidad Judía y en un constante impulso por plasmar sus orígenes.

Sus cuadros hablan constantemente sobre el valor que Chagall le otorga a su cultura, sus tradiciones y a su familia. Es común encontrarnos con múltiples pinturas de Vítebsk su ciudad natal, la religión, la guerra, su familia y amigos. Creo que de cierto modo el hecho de que Chagall plasmara de forma concurrente estos temas es lo que nos permite conocerlo e identificarnos fácilmente con su obra.

El desarrollo pictórico de Chagall, a pesar de ser uno de los pintores más prolíficos, nunca se aleja de la necesidad del artista por captar su esencia y explora a la vez las principales vanguardias del siglo XX. En su obra se perciben tendencias Fauvistas, Cubistas, Orfista y Expresionistas; pero Chagall destaco por ser único e innovador de forma que nunca se adhiere a una corriente en específico sino a su identidad para expresarse como individuo, como judío, como Ruso y como hombre.

Para mi ver la retrospectiva de Chagall me amplio el enfoque tanto de la obra de Chagall como de su identidad. Chagall es un pintor complejo, su obra va mucho más haya de ese romanticismo que a todos nos atrae. Chagall como Judío y como ser humano vivió la paradójica dualidad de la vida donde la paz y la felicidad siempre van acompañadas de sufrimiento, tragedia y soledad. Valoro también su patria, se conocía y aceptaba como pocos lo hacemos, siempre anhelo sus orígenes, su cultura y a su familia. Chagall a través de su arte fue sincero y a la vez sensible, fue un hombre simple, y sabio ya que sabía valorar lo mejor de la vida; la familia.

Chagall aceptaba la realidad del mundo, sin necesariamente entenderla. La retrospectiva de Milán la recomiendo por ser una exhibición exhaustiva que te da una oportunidad única de conocer a Chagall no solo como pintor, sino como un ser humano que se ilusiona con las sencilleces de la vida, un soñador y un hombre que vivió aferrándose a su identidad por medio del arte.

 

 

 

Escuela de Paris

Escuela de Paris

“Escuela” es un término que nada tiene que ver en este caso con un estilo uniforme o un programa común y sujeto a reglas precisas. La mayoría de los integrantes de la Escuela de París fueron artistas de fuerte personalidad que viajaron a la capital francesa entre 1905 y 1915 para encontrar la libertad creativa que les faltaba en sus lugares de origen. La concepción del Arte como un lenguaje universal capaz de lograr el entendimiento entre los hombres es el pilar del grupo.

Modigliani, Soutine, Tobiasse, Chagall y Fujita son algunos de los nombres que se han incluido en esa especie de cajón de sastre. París tenía para ellos un aura mítica en lo que respecta a la investigación de nuevos caminos creativos y allí encontraron también la solidaridad que a tantos salvaría de la indigencia. Vivían en Montparnasse y se reunían en los cafés para discutir e intercambiar ideas. En ellos acabaron entablando amistad con los galeristas y mecenas que tan conocidos les harían en el mundo entero.

Mención aparte merece la llamada Segunda Escuela de París que entre 1920 y 1940 aglutina en torno a Picasso y Gargallo a numerosos artistas llegados en su mayoría de España. Les mueve también la búsqueda de nuevos lenguajes pictóricos y un clima político menos asfixiante. Antoni Clavé, Francisco Bores, Hernando Viñes, Ismael González de la Serna, Ginés Parra o Manuel Ángeles Ortiz son miembros destacados de ese grupo.

Texto extraido de: http://www.arteseleccion.com/movimientos-es/escuela-paris-1

Chagall

Soutine

Modigliani

Arte entre las Guerras


Arte entre Guerras:

Walter Gropius. Edificio Bauhaus  1926
Dessau, Alemania


Diego Rivera. Hombre controlador del Universo 1934. Fresco
Bellas Artes, Ciudad de México. (Arte Político)


Alexander Calder. Trampa para Langosta y cola de Pez. Mobil, 1929
Museo de Arte Moderno de Nueva York


Exhibición Nazi de “Arte Degenerado”. Munich 1937

Arte Utilitario y formalista en la Unión Soviética:


El Lissitzky. Proun Space. Creado para la exhibición de Arte en Berlin.
1923. Hollanda, Stedelijk Van Abbemuseum, Eidenhoven.

El neoplasticismo o De Stijl

Nace en Holanda en 1917 con la revista De Stijl. Entra en el arte abstracto, en el continuo proceso de alejamiento de la naturaleza, y lo resuelve con la desaparición de las referencias naturalistas, en beneficio de las formas geométricas, orgánicas o de fantasía. Las tesis del movimiento se basan en la lucha contra el individualismo.
Tiene un lenguaje muy claro: en pintura, las líneas se cortan únicamente a 90º, los recuadros son de colores rojo, amarillo y azul; en arquitectura, la descomposición la descomposición del volumen en planos de colores, la eliminación de vanos, reemplazándose estos por los espacios faltantes entre planos, muros privados de jerarquía y necesidad de recorrer el edificio para reconocer sus partes.




Piet Mondrian 1872-1944
Composición con Amarillo, Rojo y Azul 1927
La colección Menil, Houston TX.


Gerrit Rietveld. Casa Schröder 1925
Utrecht, Holanda.

Surrealismo

Freud ejerce una influencia decisiva en el movimiento. Sus teorías acerca del mundo autónomo de los sueños, de la capacidad automática de la psiquis, del profundo y oscuro mundo interior de la mente, el subconsciente o inconsciente aparecen como reveladoras de una nueva naturaleza del arte humano.En 1924  nacen las revistas Surréalisme y Révolution surréaliste y Andre Breton redacta el Primer Manifiesto del Surrealismo. Este concepto ya había sido citado por Apollinaire. Sin embargo, Breton aporta un nuevo contenido y una nueva significación.

Técnicas y métodos surrealistas:
– La fotografía, la cinematografía y la fabricación de objetos (tomadas del Dadaísmo).
– El Collage y el ensamblaje de objetos incongruentes
– El Forttage (dibujos logrados por el roce de superficies rugosas contra el papel o el lienzo).
– Técnica del “Cadáver Exquisito” o la pintura automática (varios artistas dibujaban las distintas partes de una figura o de un texto sin ver el trabajo del anterior, logrando imágenes interesantes e ilógicas).
– Automatismo (cualquier forma de expresión en la que la mente no ejerza ningún tipo de control).
– Inspiración en el pensamiento oculto y prohibido, en el erotismo descubren realidades oníricas, y el sexo será tratado de forma impúdica.
– Se interesaron además por el arte de los pueblos primitivos, el arte de los niños y de los dementes.
– Preferencia por los títulos largos, equívocos, misteriosos.
– Decalcomanía.
– Grattage. 

Meret Oppeenheim Objeto, Comida en Piel. 1936
Museo de Arte Moderno de Nueva York


René Magritte.Esto no es una Pipa 1928.


Joan Miro. Alcanzando una Estrella 1938
Galería Nacional de Arte, Washington D.C.


Salvador Dali. Nacimiento de los Deseos Líquidos 1932
Guggenheim, Nueva York.


Max Ernst. The horde. 1927
Stedelijik Museum, Amsterdam

………………………………………………………………………………………..

Marc Chagall. La aldea y yo 1911.
Museo de Arte Moderno de Nueva York.